Brand

Research study: el 44% ha comprado ropa deportiva falsificada online

Cada vez es más fácil encontrar falsificaciones de ropa deportiva online; Nuestro Research Study se adentra en la mente del consumidor para trazar las últimas tendencias.

Descubrimos que un sorprendete 41,62% de los participantes cree que si un producto se vende en marketplaces oficiales debe ser auténtico.

Tras años de crecimiento continuo, el mercado global de ropa deportiva ha alcanzado un valor de 180.960 millones de dólares. Sin embargo, se trata de un mercado extremadamente fragmentado: tanto en las gamas básicas como en los productos de lujo, hay un enorme número de marcas ya asentadas que luchan por mantener su cuota de mercado, mientras que otras tienen dificultades para destacar en un entorno tan competitivo.

El mercado online ha evolucionado junto con el estilo de vida de los consumidores, que practican nuevos deportes motivados cada vez más por una vida más saludable y por el deseo de participar en actividades sociales. ¿Pero qué significa esto para la industria de la ropa deportiva?

¿Quiénes son estos consumidores de ropa deportiva y qué les mueve a comprar?

Desde los Baby Boomers hasta más allá de los Millennials no hay duda de que un estilo de vida saludable está de moda. La introducción y auge de los canales de redes sociales como Instagram y Facebok han contribuido a impulsar estas nuevas tendencias en un momento donde las interacciones con amigos, familiares e incluso desconocidos se han convertido en una parte de nuestro día a día. La forma en que otros nos perciben es una parte fundamental de los nuevos hábitos.

Nos encanta documentar nuestro estilo de vida activo con fotos y vídeos, ya sea en clase de yoga, escalando una montaña, nadando en un lago, atravesando ciudades corriendo o, simplemente, cortando un aguacate. Tener lo último en ropa deportiva también ayuda al consumidor a construir esta identidad y destacar entre los demás. La marca también puede decir mucho sobre el estatus social del usuario.

Estos nuevos canales y avances tecnológicos también han permitido a las marcas de ropa deportiva implementar novedosas formas de promocionar y vender sus últimas gamas de prendas, calzado y accesorios de protección. Los canales digitales son una oportunidad para que las marcas y los minoristas usen de manera más inteligente sus presupuestos de marketing y publicidad, monitorizando el éxito de las campañas, los valores de los clientes y cómo los consumidores interactúan exactamente con la marca. No es ninguna sorpresa que el mercado de la ropa deportiva, como tantos otros, está sufriendo los efectos de la enorme cantidad de falsificaciones disponibles en estos canales digitales. En Smart Brand Protection hemos llevado a cabo un estudio de consumo exclusivo para conocer mejor las últimas tendencias y posturas respecto a la ropa deportiva y sus copias en internet.

Research Study: Falsificaciones y tendencias online en la industria de la ropa deportivaDESCARGAR

Entonces, ¿quién se beneficia de estos cambios de costumbres?

Está claro que las marcas y los comercios que venden artículos deportivos auténticos han visto el mercado fortalecerse cada año. Un informe de Statista (2019) prevé que el sector continuará creciendo en los próximos cinco años y que sobre 2025 el mercado global de ropa deportiva alcanzará el astronómico valor de 207.790 millones de dólares.

Como hemos mencionado antes, los falsificadores conocen el tamaño del mercado y su potencial para generar ingresos, y usan técnicas similares a las marcas oficiales y tiendas autorizadas para promocionar los artículos ilegales y aumentar su cuota de mercado.

Nuestro exclusivo research study de Smart Brand Protection profundiza en el mundo de las falsificaciones de ropa deportiva que se anuncian y venden en internet. Para comprender la escala del problema, debemos conocer primero la relación de los compradores con las falsificaciones.

¿Qué hemos descubierto?

Casi la mitad (44,15%) de los encuestados han comprado falsificaciones de ropa deportiva en internet, algunos de manera accidental y otros intencionadamente. Muchos de ellos lo hicieron atraídos por el precio; para reforzar este dato, el 37,14% reconoce que se animaría a comprar el producto original si los precios fueran más bajos.

El 77,19% de los participantes son conscientes de que se venden falsificaciones de ropa deportiva en internet, por lo que solo un cuarto desconoce estas actividades.

Resulta preocupante que más de la mitad (51,74%) tiene dificultades o directamente cree ser incapaz de distinguir las falsificaciones del original cuando realizan compras online.

La confianza errónea que los consumidores tienen en la ropa deportiva disponible en marketplaces (como Amazon) también es alarmante. Descubrimos que un sorprendete 41,62% de los participantes cree que si un producto se vende en marketplaces oficiales debe ser auténtico. La confianza es bastante más reducida cuando les preguntamos sobre la autenticidad de los artículos promocionados en redes sociales.

¿Qué tácticas usan los falsificadores para que los consumidores compren sus productos?

Los falsificadores están usando métodos sofisticados para inducir a los usuarios a comprar copias, que suponen enormes pérdidas de dinero para la industria todos los años. El objetivo es que los consumidores crean que el producto que están viendo es auténtico, pero ¿cómo lo hacen?

Un método común es construir páginas webs que imitan el aspecto de la marca o tienda oficial, usando las mismas imágenes, textos y descripciones de producto. De esta forma, los usuarios creen que están navegando por el sitio oficial, sobre todo si no lo habían visitado antes. Estas páginas web también tienen dominios similares a los auténticos, lo que dificulta su detección.

El tráfico orgánico se genera a través de palabras clave, las cuáles se relacionan con los términos más buscados. Una vez que el consumidor este en el sitio web normalmente encontrará productos en rebaja a la mitad de precio que el producto original…y si el precio del artículo es demasiado bueno para ser verdad es que realmente no lo es.

¿Cómo podemos actuar?

Nuestros hallazgos evidencian que los consumidores son vulnerables a las falsificaciones de ropa deportiva cuando compran en internet, y son necesarias más medidas para protegerlos. Buena parte de la responsabilidad corresponde a las marcas oficiales, los distribuidores, marketplaces, redes sociales y apps, que deben asegurar un control de la venta y publicidad de falsificaciones. La estrategia de protección de marca es esencial para todos los que venden productos en internet.

La formación también es importante; la confianza que los consumidores tienen en marketplaces, por ejemplo, cuando compran en internet es preocupante, y es necesario concienciar y advertir de los riesgos de la venta online para una experiencia más segura.

¿Quieres saber más sobre el comportamiento del consumidor online?

Descarga ahora nuestro Research Study gratuito sobre la industria de ropa deportiva realizado a consumidores y accede al informe completo.