Brand

Revelamos los seis mitos de las falsificaciones en E-commerce

Descubre los últimos comportamientos y tendencias del consumidor en nuestro exclusivo research study y conoce la verdad detrás de seis mitos de las falsificaciones en e-commerce.

Hoy en día, las estafas son muy sofisticadas y hacen que sea casi imposible identificar productos falsificados online.

Las falsificaciones y los productos falsificados ya representan el 3,3% del comercio mundial, según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, (OECD por sus siglas en inglés). Si bien la protección de las marcas es un elemento clave de cualquier estrategia comercial exitosa, especialmente con el crecimiento acelerado del e-commerce, muchas empresas aún no están haciendo lo suficiente para combatir esta dañina práctica online.

Existen varios mitos relacionados con las falsificaciones del e-commerce, y es hora de que se aclaren algunos de estos conceptos erróneos. Presentamos seis de las creencias más comunes y exponemos la verdad detrás de cada uno.

1. Solo los productos de las marcas más conocidas o de determinadas categorías están en riesgo

Es un hecho que determinadas categorías de productos son más susceptibles a las falsificaciones que otras. La ropa y los accesorios de moda, el calzado, los relojes y la joyería, los bolsos y las carteras, los productos electrónicos y farmacéuticos figuran entre las 10 primeras. Sin embargo, los ciberdelincuentes están encontrando formas de replicar otros productos.

Los falsificadores replicarán cualquier producto que pueda generar ingresos, sólo algunos ejemplos son piezas de automóviles, medicamentos e incluso juguetes sexuales, por lo que ninguna industria esta segura.

Está claro que los productos populares de reconocidas marcas de lujo mundiales son el objetivo más evidente para los ciberdelincuentes, pero eso no significa que incluso los startups más pequeños que operan en mercados locales no estén en riesgo de sufrir los efectos de las falsificaciones y abusos de marca online. Es el momento de que las marcas adquieran visibilidad de las amenazas que existen en internet, en lugar de asumir que sus productos y marcas están a salvo de estas infracciones.

2. Es fácil identificar falsificaciones online

Quizás cuando pensamos en un artículo falsificado que se anuncia o se vende online, nos imaginamos un sitio web, una lista de productos o una publicación en redes sociales que contiene imágenes no oficiales de baja calidad, contenido lleno de errores ortográficos y defectos de diseño fáciles de detectar. Esto no podría estar más alejado de la realidad, hoy en día los rogue sites, los perfiles sociales falsos y los productos ofertados en marketplaces pueden ser difíciles de identificar, incluso para los más experimentados.

A través del abuso de la propiedad intelectual, las imágenes oficiales y las descripciones de producto son utilizadas junto con los logotipos para engañar a los consumidores desprevenidos. Hoy en día, las estafas son muy sofisticadas y hacen que sea casi imposible identificar productos falsificados online.

En nuestro reciente research study de e-commerce, descubrimos que uno de cada cuatro compradores adquirió involuntariamente un artículo falsificado comprando online y, a pesar de esta alarmante cifra, dos de cada cinco están seguros de que podrían detectar una falsificación anunciada en un canal digital.

Existen algunas señales reveladoras como una palabra o una letra adicional en la URL, la opción de comprar grandes cantidades de producto o la omisión de los nombres de las marcas o productos en marketplaces. Los consumidores deben estar alertas a estos indicadores, y las marcas deben asegurar la protección de sus consumidores, sus ingresos y su reputación online.

Research study: falsificaciones y tendencias online en e-commerceDESCARGAR GRATIS

3. Los precios de las falsificaciones son siempre bajos y los plazos de entrega son largos

Muchos artículos falsificados vendidos online están disponibles por solo una fracción del precio del artículo original; de hecho, este método de precios reducidos se utiliza para fomentar las ventas. Sim embargo, no todas las falsificaciones se venden por menos.

Los rogue sites o sitios web fraudulentos más convincentes ofrecen productos falsificados al mismo precio que el original, una táctica utilizada para convencer a los consumidores de que lo que están viendo es el producto verdadero. Si el precio se utiliza como el único indicador para determinar si un producto es original o falsificado, estamos ante un gran problema.

Los tiempos de entrega de los productos también han mejorado con los años, y ahora los consumidores disfrutan de entregas al día siguiente, o incluso el mismo día. Existe la creencia de que los falsificadores no pueden igualar esta velocidad de servicio, pero esto no es cierto. Las mismas opciones de entrega rápida también se aplican a los productos falsificados y no deben utilizarse como la única medida para determinar su un producto es legítimo o no.

4. Las falsificaciones no se encuentran ni se promocionan en marketplaces o redes sociales

Desafortunadamente, este es uno de los conceptos erróneos más grandes. Marketplaces reconocidos como Amazon o Ebay y redes sociales incluyendo Facebook e Instagram venden productos falsificados, a pesar de que un gran número de consumidores piensa lo contrario.

Descubrimos que el 87% de los encuestados en nuestro research study de e-commerce compran en marketplaces digitales, y muchos bajan la guardia debido a su confianza, a menudo infundada, en estos canales. Está claro por qué aquellos que buscan engañar a los compradores desprevenidos están impulsando sus ventas en estos canales con poco esfuerzo, especialmente durante el período de Navidad y el fin de semana de Black Friday y Cyber Monday, cuando los compradores buscan grandes ofertas y aumentan su gasto.

5. Las copias ilegales siempre son de baja calidad

Gracias a los avances tecnológicos y a sofisticados métodos de producción como la impresión 3D, es más fácil reproducir artículos conocidos o de alta demanda lo cual genera gran preocupación. Son estas súper falsificaciones las que engañan a los consumidores Si bien existen copias de baja calidad este no es siempre el caso. Hoy en día es más fácil que nunca conseguir materiales baratos. Además, muchas de estas falsificaciones proceden de China.

Es importante considerar que a medida que mejora la calidad de estas falsificaciones, también lo hace la demanda de consumidores que buscan y compran intencionalmente estos artículos falsificados. Descubrimos que el 52% de los encuestados en nuestro research study ha comprado intencionalmente un producto falsificado online, mientras que un 9% adicional no lo ha hecho, pero estaría feliz de hacerlo.

Revelamos los seis mitos de las falsificaciones en E-commerce

Si las marcas no se toman esta amenaza en serio, podemos asumir con seguridad que los falsificadores continuarán mejorando la calidad de sus productos y es probable que veamos cada vez más consumidores buscando y comprando activamente estas alternativas más económicas, falsas, pero de buena calidad.

6. Las marcas pueden hacer poco o nada para eliminar las infracciones online, o el costo es simplemente demasiado alto

Esto también es un mito. Hoy en día existen muchas soluciones que pueden ayudar a las empresas de comercio electrónico a proteger sus productos y su marca online. De hecho, las empresas no solo pueden proteger la reputación de su marca, sino que el costo de la protección de marca contra las falsificaciones puede generar un retorno de la inversión.

Descubrimos que el 30% de los consumidores responsabilizan directamente a las marcas oficiales por la cantidad de productos falsificados que se pueden encontrar online con su nombre. Cuando consideramos la probabilidad de que los consumidores adviertan a sus amigos sobre la compra de productos de la marca oficial (34%) o de recibir críticas o valoraciones negativas de los clientes (33%), que desempeñan un papel importante en la influencia de las ventas futuras, la pregunta es: ¿cómo puede una marca permitirse no implementar la protección de marca y productos online?

Revelamos los seis mitos de las falsificaciones en E-commerce

En Smart Brand Protection brindamos servicios de monitorización y eliminación que protegen tanto tus productos como tu marca online. Como miembros del TCRP (Trusted Copyright Removal Program) de Google, y nuestros acuerdos especiales con las principales redes sociales y marketplaces, podemos detectar y eliminar infracciones de forma rápida y eficiente, lo que nos diferencia de nuestros competidores.

¿Quieres saber si existen infracciones de tu marca online?

Tu marca podría estar en riesgo y tener falsificaciones o abusos de marca en internet, solicita ahora tu Brand Scan gratuito.