Live

Research Study: 62% ha consumido deportes de motor en directo en webs piratas

El auge de la piratería de deportes de motor en directo; Nuestro Research Study profundiza en las tendencias y la necesidad de proteger las retransmisiones.

Es preocupante que casi dos tercios (62,62%) de los participantes hayan consumido eventos de motor en páginas web piratas.

El término deportes de motor está reconocido globalmente y abarca una amplia variedad de carreras o eventos de conducción competitivos con vehículos motorizados. De hecho, las competiciones de motor son el segundo deporte más popular, con miles de millones de seguidores en todo el mundo.

Esos eventos competitivos de motor incluyen la Fórmula 1, la IndyCar Series, Nascar y MotoGP, entre otros. La popularidad de cada deporte varía en cada parte del mundo, pero es cierto que algunos atraen a una audiencia global y generan miles de millones de ingresos cada año en publicidad y en derechos de retransmisión en TV.

En Smart Protection hemos llevado a cabo nuestro propio estudio exclusivo para comprender mejor las tendencias y comportamientos de los consumidores de eventos de motor en internet.

Research Study: Eventos de motor en directoDESCARGAR

La Fórmula 1 está en la pole position

La Fórmula 1 está reconocida como el deporte de motor más popular, de hecho, es el segundo deporte más seguido en el mundo, solo por detrás del fútbol. Consta de 21 carreras por temporada en circuitos de todo el mundo, lo que explica por qué atrae a un público tan diverso. Cada año se disputan estos icónicos eventos en países y regiones como Baréin, China, Gran Bretaña, Rusia, Singapur, Australia, México, Japón, Canadá y los Estados Unidos, entre otros.

Según datos de la página oficial de la Fórmula 1, en 2018 su audiencia creció un 10% respecto al año anterior, alcanzado una cifra de 490 millones de espectadores internacionales.

Los espectadores únicos crecieron por encima de la media de 10% en la India (87%), Francia (51%) y Rusia (27%), pero a pesar de estos datos de crecimiento anual, los tres grandes mercados en términos de TV permanecieron invariables: Brasil con 115,2 millones de espectadores, China con 68 millones y Estados Unidos con 34,2 millones de espectadores.

Las cifras de audiencia total para ese año alcanzaron la increíble cantidad de 1.758 millones de espectadores. La accesibilidad mejorada de las retransmisiones en directo y una experiencia de visionado más rica fueron los motores de este extraordinario crecimiento.

El aumento no solo se limitó a la televisión, también en redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram y YouTube los seguidores crecieron como consecuencia de la búsqueda de espectadores en diferentes canales y plataformas.

¿Y quién ve la Fórmula 1? La audiencia es relativamente joven, de una media de 40 años, similar a los espectadores de fútbol y tenis. En los últimos años, la F1 ha hecho un esfuerzo para atraer a una audiencia más joven que garantice el futuro del deporte.

¿Cómo afecta la piratería al deporte?

El éxito de la Fórmula 1 también ha supuesto una oportunidad para quienes se aprovechan de su popularidad: los piratas que retransmiten estos eventos en directo en internet y generan sus propias fuentes de ingresos. Este contenido ilegal se suele considerar de peor calidad, tanto de imagen como de sonido, pero su disponibilidad, la facilidad de acceso y el hecho de que es gratis atrae a un grupo considerable de consumidores.

El problema alcanzó su cenit a comienzos de 2019, cuando beIN Sports se retiró de la subasta de un nuevo contrato de cinco años por los derechos de retransmisión de la Fórmula 1 en Oriente Medio. El Managing Director de beIN Sports en Oriente Medio, Tom Keaveny declaró: “Pagamos enormes cantidades por los derechos de retransmisión, pero la consecuencia natural de la piratería en Arabia Saudi es que esos derechos queden desprotegidos, así que en el futuro pagaremos menos por ellos”, y añadió que “la piratería continúa con impunidad cada día y representa una amenaza para el modelo económico de los deportes y de la industria del entretenimiento”.

Deportes de motor y piratería – Nuestro Research Study exclusivo

Comencemos echando un vistazo a los deportes de motor más populares entre los encuestados: como era de esperar, el 46,38% señaló la Fórmula 1 como su principal opción, seguida de MotoGP (18,75%), Nascar (14,47%) y Motocross (5,92%).

Es preocupante que casi dos tercios (62,62%) de los participantes hayan consumido eventos de motor en páginas web piratas; algunos de ellos admiten hacerlo frecuentemente (24,92%), mientras que unos pocos reconocen ver siempre este tipo de eventos en sitios piratas (6,89%). Estos datos nos dicen mucho sobre el verdadero alcance del problema de la piratería en la industria de los deportes de motor.

A pesar del creciente número de plataformas disponibles para acceder a eventos de motor en directo, el 37,50% de los encuestados no paga actualmente por un canal oficial para ver estas retransmisiones. La principal razón para elegir una fuente pirata es el coste, ya que más del 70% consideraría pagar por retransmisiones lícitas si los precios fueran más reducidos.

Está claro que muchas de las retransmisiones piratas están también dañando la reputación del evento además de los ingresos que genera, ¿pero a quiénes señalan los encuestados como culpables por la cantidad de contenido ilegal disponible en internet? Sorprendentemente, un buen número de encuestados cree que las compañías dueñas de los derechos de emisión son las responsables (30,82%) y que deberían hacer más para proteger su contenido frente a la piratería. Otros señalan a los piratas que se benefician de estas retransmisiones o a los consumidores que acceden al contenido ilegal.

¿Cómo se puede luchar contra la piratería de retransmisiones en directo?

Hoy, las empresas distribuidoras de eventos deportivos en directo están contratando a empresas anti piratería para gestionar la protección de sus retransmisiones online. Nuestro Research Study resalta la magnitud del problema y la voluntad de los consumidores para acceder a estos eventos a través de retransmisiones ilegales a pesar de los riesgos asociados.

La piratería es un desafío al que se enfrentan muchas industrias y, para proteger sus inversiones, sus retransmisiones y su reputación, la velocidad de identificación y eliminación de las infracciones es fundamental.

Descarga ya nuestro Research Study de consumo y accede a todos los resultados y hallazgos