Media

La piratería de películas y series online se dispara durante el confinamiento

La demanda de películas y series online se ha disparado y la disponibilidad de contenido ilegal ha crecido en paralelo durante la cuarentena. El comportamiento del consumidor no volverá a ser el mismo.

Los ciberdelincuentes son conscientes de la creciente demanda de contenidos audiovisuales en canales digitales y están explotando económicamente la situación.

Debido a la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19 cada vez más personas están confinadas en casa. Restaurantes, teatros y cines se han visto en la necesidad de cerrar y el tiempo de ocio de los consumidores ha incrementado, ocasionando un aumento en el consumo de películas y series online.

Este incremento se debe en parte al aumento del consumo en plataformas de suscripción (OTT por sus siglas en inglés), pero también a la descarga y streaming de contenidos audiovisuales ilegales por parte de individuales.

Relación entre el confinamiento y el aumento de servicios de streaming OTT

Alrededor del mundo los gobiernos de cada país están tomando distintas medidas para aplanar la curva del coronavirus y limitar la presión en el sistema sanitario. Las empresas han recomendado o fomentado el teletrabajo y en algunos casos se han visto en la necesidad de despedir a su plantilla. Guarderías, colegios, y universidades también han cerrado ocasionando que los consumidores pasen más tiempo que nunca en casa.

El confinamiento ha llevado a los consumidores a los canales digitales para acceder a opciones de entretenimiento. Un incremento en el tiempo de ocio debido al reforzamiento del distanciamiento social ha hecho que las personas busquen todo tipo de contenidos audiovisuales para entretener a consumidores de todas las edades.

La demanda global de entretenimiento del hogar durante el día ha llevado a más consumidores a descargar y ver por streaming una cantidad mayor de contenidos. Distintos informes sugieren que la demanda de contenido audiovisual puede aumentar más de un 60% durante tiempos de confinamiento como este. 

Este incremento en la demanda de contenidos ha impactado en gran medida a las plataformas de suscripción (OTT) como Netflix, Amazon Prime, Apple TV y HBO. De hecho, Netflix recientemente aceptó reducir la calidad de sus transmisiones de streaming para resolver potenciales problemas de tráfico de internet que podrían causar su colapso.

En 2018, WarnerMedia Entertainment anunció sus planes para lanzar en mayo de 2020 su nueva plataforma por suscripción (OTT), HBO Max. La fecha parecería ser perfecta considerando el estado actual de la demanda de contenidos. Su oferta incluye una gran librería de títulos nuevos, así como clásicos para competir con Netflix y Amazon Prime, poniendo al alcance de los consumidores una gran cantidad de contenidos.

El consumo de contenido audiovisual se ha enfocado en los servicios OTT por suscripción desde hace algún tiempo, en la medida en que los consumidores se acostumbran al streaming de contenidos en plataformas digitales. A pesar del gran número de plataformas OTT disponibles en el mercado, la demanda de contenidos audiovisuales ilegales sigue siendo alta y ha crecido en paralelo a la legal durante estos tiempos difíciles.

La creciente disponibilidad y demanda de contenido audiovisual ilegal

La descarga y streaming ilegal de películas y series ha aumentado en las últimas semanas. Los ciberdelincuentes son conscientes de la creciente demanda de contenidos audiovisuales en canales digitales y están explotando económicamente la situación.

Nosotros en Smart Media Protection protegemos el contenido audiovisual de actores clave dentro de la industria audiovisual, incluyendo tanto a los dueños de los derechos como a los distribuidores.

Estos son nuestros hallazgos durante este período de crisis:

  • En febrero 2020, descubrimos un total de 657.152 URLs ilegales dirigiendo a contenido audiovisual, en marzo el número llegó a 872.644 lo que representa un aumento del 32,8%.
  • El 13 de marzo de 2020 descubrimos 47.188 URLs ilegales, sin embargo, ese número aumentó un 56% el 19 de marzo (73.674). El 21 de marzo detectamos el número más alto de URLs ilegales durante el período del confinamiento alcanzando la cifra de 83.473. Estos números reflejan el extraordinario crecimiento de la piratería cuando se establecieron las fechas de confinamiento en los distintos países.
  • En enero y febrero 2020, detectamos un promedio diario de 23.213 URLs ilegales, un número que aumentó hasta posicionarse en un promedio de 29.731 enlaces detectados en marzo a medida que el coronavirus se declaraba pandemia mundial.

El tráfico web a populares sitios ilegales como Pirate Bay y YTS también ha crecido considerablemente desde que se declarara la pandemia. El primero lanzó un nuevo servicio de transmisión que brinda a los consumidores acceso instantáneo a miles de películas y programas de televisión piratas. La popularidad de estos sitios de Torrent no es un secreto para nadie, de acuerdo con un informe de Statista, los sitios de transmisión ilegal atrajeron 190 mil millones de visitas en 2018. Un alarmante 67.28% accedió a contenido relacionado con TV (49.38%) o con películas (17.9%).

La preocupación inmediata es el cierre de las salas de cine y la congelación de las filmaciones de nuevos contenidos, pero en segundo lugar se encuentra la preocupación por la creciente demanda de contenidos audiovisuales ilegales en 2020 ocasionada por esta pandemia. El potencial daño a largo plazo causado por la mejorada relación de los consumidores con este tipo de contenidos indudablemente ocasionará daño a los dueños de derechos, los distribuidores y a la industria audiovisual en general.

¿Tal vez recuerdes la conocida aplicación ilegal “Popcorn Time”? Esta aplicación compartía de forma ilegal contenido audiovisual de forma gratuita a usuarios de todo el mundo. Cerró en marzo de 2014 después de un corto, pero muy publicitado período. En ese momento su dueño admitió que la presión legal de distintos gobiernos, abogados y de la industria audiovisual había sido un factor que había contribuido a su cierre.

La aplicación de descarga gratuita, muchas veces descrita como el “Netflix de la piratería” ha regresado de forma muy oportuna. Utilizando tecnología BitTorrent, les permite a los usuarios encontrar vídeos y verlos de manera casi instantánea en línea, eliminando la necesidad de esperar a que el contenido se descargue. Su interfaz es fácil de usar y compatible con distintos sistemas operativos como Windows, Mac y Andorid por lo que su relanzamiento ha sido bien recibido por consumidores alrededor del mundo.

Repuesta de los actores clave dentro de la industria audiovisual

La industria audiovisual y sus actores están buscando formas de limitar el impacto de esta pandemia global y de la creciente amenazada de la piratería.

Los cineastas de Hollywood son los que están sufriendo las peores consecuencias. Los ingresos generados por las ventas de entradas de cine se han visto afectados debido al cierre global de las salas de cine por las restricciones de la pandemia. La situación es incierta respecto a cuando se levantarán estas medidas y variarán de un país a otro.

La última entrega de la saga de James Bond “Sin Tiempo para Morir”, fue la primera película de Hollywood en anunciar que posponía su fecha de estreno en cines debido a la pandemia. Es probable que sea la primera de muchas. La película, que cuenta con gran expectativa, debía estrenarse en abril 2020 pero ha retrasado su fecha a noviembre del mismo año.

Después de que el coronavirus detuviera los ingresos por ventas de taquilla,  Universal Pictures anunció su más reciente estrategia para que sus títulos que estaban en el cine estuvieran disponibles a través de plataformas de streaming.

En abril de 2020, Trolls 2: Gira Mundial empezó a estar disponible para su alquiler bajo demanda en numerosas plataformas digitales como Amazon Prime Video, Comscat y Apple TV. Universal anunció que la película ha generado más de cien millones de dólares en alquileres, sobrepasando los ingresos generados con la película original Trolls que se estrenó en cines en 2016. Su decisión de saltarse la pantalla grande ha dado resultados, pero ¿a qué precio?

Esta iniciativa se ha utilizado para limitar las pérdidas financieras del estudio de cine, pero este movimiento rompe el molde para los estrenos de películas de Hollywood y podría marcar el comienzo de una nueva era en términos de cómo los fanáticos del cine consumen los títulos más recientes. Esta película ha sacudido el modelo de distribución, intensificando la preocupación en torno al futuro de la industria cinematográfica.

Si bien no hay confirmación de que esta sea una estrategia de lanzamiento permanente, se ha confirmado que otros títulos irán directamente a los servicios de transmisión mientras los cines permanecen cerrados. Tampoco es un secreto que las productoras han querido probar esta estrategia durante años, pero los cines no respondieron de forma positiva a la propuesta. Ahora su deseo se ha vuelto realidad, y debido a los primeros indicios de éxito ¿podría estar la industria a punto de recibir una sacudida?

Como consecuencia de la pandemia, y las formas en las que los distintos actores han respondido, el comportamiento del consumidor podría cambiar para siempre.

Estos son nuestros principals hallazgos:

  • Está claro que la demanda de contenido audiovisual ha aumentado en paralelo al aumento del tiempo de ocio de los consumidores, y que la relación de estos con el contenido audiovisual está cambiando como resultado.
  • Los tenedores de derechos y los distribuidores están poniendo en marcha nuevas estrategias para monetizar con sus contenidos, rompiendo el molde de los métodos tradicionales.
  • La dependencia del contenido digital y de los canales utilizados para entregarlos nunca han sido mejores, de hecho, para muchos de nosotros la forma en la que interactuamos con el contenido podría no volver a ser igual.
  • La competencia dentro del sector de las plataformas OTT es feroz pero no se debe subestimar a la competencia real… los ciberdelincuentes.
  • La relación de los consumidores con el contenido audiovisual ilegal sigue creciendo y este es el momento de proteger tus contenidos audiovisuales ahora que empieza una nueva era digital.

Protegiendo tu contenido audiovisual

Encontramos y eliminamos las copias ilegales de tus contenidos audiovisuales online con nuestra plataforma tecnológica. Nuestro objetivo es minimizar los efectos negativos que la piratería tiene en tus ventas y reputación de marca.

¿Quieres saber si existe piratería online de tu contenido audiovisual?

Tu contenido podría estar siendo pirateado online, solicita ahora tu Content Scan gratuito.